martes, 28 de enero de 2014

Ñoquis de polenta con crema de albahaca

Cada día 29 de todos los meses, hay una costumbre argentina que es la de comer "ñoquis" y debajo del plato colocar algunos billetes para que el dinero fluya, no falte y siempre alcance [si son dólares mejor... JAJAJA]. Una definición que encontré en la red es la siguiente: Los ñoquis (del italiano gnocchi, plural de gnocco; ‘bollo’ y también ‘grumo’ o ‘pelotilla’) son un tipo de pasta italiana y se elaboran con patata o plátano o yuca y sémola de trigo, harinas (pueden ser de maíz, castaña, etcétera) y queso de ricota (con o sin espinacas). Una variedad muy conocida en las regiones de Friuli y Trentino-Alto Adigio y denominada gnocchi di pane se hace con pan rallado.

Los ñoquis aparecen frecuentemente bajo los listados de platos referentes a pasta a pesar de tener unos ingredientes muy diferentes y de poseer diferente forma de preparación. Los acompañamientos de los ñoquis suelen ser salsa de tomate, mantequilla, coronados con hojitas de salvia.

Aunque los ñoquis son típicos de la cocina italiana, existen platos con similar preparación en la cocina austriaca (Salzburger Nockerln), alemana, húngara, eslovena, rusa, argentina, chilena, paraguaya, uruguaya, venezolana y polaca.

Hoy les traigo esta receta muy fácil de preparar.

4 porciones. Preparación: 25 min.    Cocción: 25 min.    Tiempo total: 50 min.

Ingredientes

  • 100 gramos de sémola de maíz (polenta) instantánea
  • Leche vegetal
  • Agua
  • Sal
  • 1 cucharada colmada de nata
  • 125 gramos de ricotta vegetal
  • 4 cucharadas queso vegano tipo parmesano
  • Hojas de albahaca
  • Un poco más de leche vegetal

Instrucciones

Calentar una taza de agua con una taza de leche, cuando rompa a hervir, bajar el fuego y echar la sémola en forma de lluvia, sin dejar de revolver para que no se formen grumos. Cuidado con las burbujas.

Seguir revolviendo hasta que se infle y endurezca.

Poner esta preparación en una bandeja ligeramente aceitada, haciendo un grosor de un centímetro más o menos. Dejar enfriar completamente.

Cuando esté bien frío, se hacen los ñoquis, que se pueden formar como bolitas a mano, con las manos húmedas, o más fácil, cortar con corta pasta en forma de círculo.

A continuación ambos ejemplos.


Ponemos en los platos de servir. Tienen que ser platos resistentes porque se gratinará. Calentar los ñoquis en el horno.

Para la salsa, simplemente calentar la ricotta con la crema, revolver para deshacer la ricotta, luego agregar un poco de leche para "soltar" la crema, y al final, cuando ya esté completamente homogénea, agregar las hojas de albahaca para dar sabor y aroma.

Bañar con esta salsa los ñoquis y luego poner encima queso vegano o tofu, inmediatamente llevar al horno para gratinar. Al sacar del horno, adornar con hoja de albahaca fresca y ¡servir!


Publicar un comentario