viernes, 24 de enero de 2014

Comercializan champús y jabones con una sustancia cancerígena

Huelen bien, hacen una rica espuma y nos limpian el pelo, incluso lo acondicionan. Así son los champús: de uso agradable y con un único inconveniente, que algunos escuecen en los ojos. Al menos, eso creemos… sin embargo, la apuesta por lo ecológico se hace cada día más necesaria.

El Centro para la Salud Ambiental de Estados Unidos (CEH) ha dado a conocer el resultado de unas investigaciones independientes en 98 champús, jabones y otros productos de cuidado personal que se venden habitualmente en los supermercados, en los que se ha encontrado una sustancia química (la cocamida DEA ) que causa cáncer. El año pasado, el estado de California reconoció la dietanolamina cocamida como carcinógeno. La dietanolamina cocamida (cocamida DEA) es una forma químicamente modificada del aceite de coco que se utiliza como espesante o agente espumante en muchos productos.

Se comprobó que los productos con altos niveles de cocamida DEA corresponden a champús elaborados por Colgate Palmolive, Colomer, Paul Mitchell y Johnson & Johsnon, entre otras marcas. Además, se detectó esta sustancia en productos comercializados para los niños y un producto falsamente etiquetado como orgánico.

El CEH presentó una demanda en California en Octubre del 2013 contra cuatro empresas que venden productos que contienen cocamida DEA, y la organización no lucrativa ha enviado notificaciones legales a más de 100 empresas que producen y / o venden productos contaminados por la DEA cocamida porque sus productos infringen la ley estatal.

“La mayoría de la gente cree que el hecho de que los productos se vendan en tiendas o supermercados importantes es una prueba de seguridad. Pero los consumidores deben saber que podrían ser rociados con una sustancia química que causa cáncer cada vez que se duchan o lavan el pelo”, asegura Michael Green, director ejecutivo del CEH . “Esperamos que las empresas tomen medidas rápidas para poner fin a este riesgo innecesario para nuestros niños y la salud de las familias.” Concluye.

Además de muchos champús de marca y productos de cuidado personal (Leer lista completa), la investigación de la CEH encontró cocamida DEA en los productos de marca blanca adquiridos en las cadenas Walmart, Trader Joe , Pharmaca y Kohl.

En Europa y en buena parte de Estados Unidos se ha restringido el uso tanto de dietanolamina (DEA) como de monoetanolamina (MEA) y trietanolamina (TEA) por sus efectos cancerígenos y síntomas del tipo de reacciones alérgicas en los ojos, la piel o el cuero cabelludo.

Reputados científicos alertan de su peligrosidad, pues experimentos han demostrado que su aplicación repetida sobre la piel de ratas, hace aumentar exponencialmente la incidencia de cánceres de hígado y de riñón. Según advierte Samuel Epstin, profesor de Salud Ambiental de la Universidad de Illinois, tras absorberse vía dérmica se acumula en el organismo.

Antes de comprar champú lee bien la etiqueta. Nosotros, como no podía ser de otro modo, te recomendamos champús naturales, a poder ser ecológicos, sin químicos nocivos.

Si te interesa el tema, te recomendamos este reportaje en profundidad, de DW TV Prisma: El sucio mundo de los cosméticos, donde se denuncia la existencia de Cosméticos que no presentan controles de calidad adecuados, que incluyen sustancias cancerígenas, las leyes obsoletas al respecto, las falsas promesas de productos naturales... como muestra de las mentiras mundialmente impuestas por la moda y la industria.

Publicar un comentario