viernes, 2 de mayo de 2014

La vacuna del papiloma “será el mayor escándalo médico de todos los tiempos”

El doctor francés Bernard Dalbergue ha trabajado durante 20 años en la industria farmacéutica. Fue despedido después de la fusión de su laboratorio con el gigante farmacéutico Merck. Supervisor médico y encargado de las relaciones con los hospitales, descubre la corrupción del sistema sanitario; los pacientes se sacrifican en el altar de la rentabilidad.

Lo hace en su libro Omertá en los laboratorios farmacéuticos. En una entrevista que podéis leer en castellano aquí cuenta cosas muy interesantes. Cifra, por ejemplo "entre 18.000 y 30.000 las muertes relacionadas con la toma de medicamentos (solo en Francia) y de unas 200.000 muertes reconocidas por la Comisión Europea".


Este médico, que conoce bien la interioridades del laboratorio Merck, habla sin tapujos sobre la vacuna del papiloma que fabrica este laboratorio:

"Consideremos el caso de Gardasil para medir la magnitud de este escándalo: todo el mundo sabía en el momento de obtener la autorización en Estados Unidos para la comercialización de esta vacuna que no aportaba estrictamente nada. Diane Harper, líder de opinión en Estados Unidos, ya hizo sonar la alarma al principio, señalando que aquello era un engaño y una estafa.

O consideremos el otro caso, el de Vioxx, un antiinflamatorio responsable de miles de muertes por accidente cerebrovascular y parada cardíaca, un caso de corrupción que se ha llevado por delante al menos unas 30.000 vidas. Pero Merck lanzó una falsa novedad del medicamento Vioxx, Arcoxia. Rechazada al otro lado del Atlántico, fue admitido para su comercialización en Europa. Así que los médicos prescriben Arcoxia, que se trata del mismo medicamento que Vioxx…”.


Atentos:

"Arcoxia se encuentra en la farmacias, se prescribe, entra dentro del sistema de pago de la Seguridad Social, y sin embargo es extremadamente peligroso. Gardasil es una vacuna inútil y se está pagando una verdadera fortuna. Y en todos los niveles de decisión esto se sabe.

PS: Por no citar los costes humanos de los efectos adversos

BD: Se pueden encontrar casos del síndrome de Guillain-Barré, parálisis de los miembros inferiores, esclerosis en placas inducida, encefalopatía inducida. Pero cuando se trata de proteger a millones de personas contra la viruela o la poliomielitis, no se hace una tortilla sin romper antes los huevos. Así es… Mi predicción es que Gardasil será el mayor escándalo médico de todos los tiempos. Más que probar las proezas técnicas y científicas de esta vacuna, lo cierto es que no tiene ningún efecto sobre el cáncer de cuello uterino y sí muchos efectos secundarios, incluida la muerte y que está ahí para beneficio exclusivo de los laboratorios.

PS: Usted que ha estado dentro, ¿por qué no se retiran Gardasil y otros medicamentos?

BD: Los intereses financieros son mucho más importantes que la retirada de un medicamento”.


Leed entera la entrevista. Otra muestra:

BD: Habría que rehacer el sistema de farmacovigilancia. Cuando se descubrió el problema con el lapicero inyector contra la hepatitis C, acudí a los responsables de la compañía para informarles del problema con nuestro producto, que podía matar por ineficacia e indicar que era necesario señalar a las autoridades sanitarias los efectos adversos de los productos, la famosa farmacovigilancia. Esto me valió mi destitución inmediata. Nunca había visto algo parecido en mi vida: la Industria pasaba por alto todos los datos de la farmacovigilancia, poniendo en peligro la salud, al margen del ordenamiento legal y violando todas las normas éticas”.

Publicar un comentario