martes, 11 de febrero de 2014

Espejos: un reflejo de buena energía

También conocidos como bagua, los espejos armonizan cada espacio de su casa o negocio. Según el Feng Shui, con ellos se puede dirigir el flujo de energía qi hacia aquellas zonas en las cuales se ha estancado. Por ello tenerlos en casa o en su lugar de trabajo ayuda a dirigir la energía a las zonas donde hace falta, como rincones oscuros y pasillos.

Los espejos sirven para reflejar, desviar y reducir la circulación de energía. “Los expertos en Feng Shui utilizamos a menudo los espejos para recuperar zonas ausentes, activar zonas débiles, ampliar espacios, multiplicar simbolismos, desviar la energía y más; siempre con la intención de mejorar un espacio”, explica Santiago Heredia, conferencista, coach experto en Feng Shui y energías.

Ponerlo tiene un sentido

Colocarlos siempre tiene una razón de ser, más allá de ser un elemento decorativo, los espejos son herramientas que, bajo su efecto refractivo, deben reflejar claridad mental, cualidad que se deriva del elemento agua, al cual pertenecen estos artefactos.

Es cuestión de sensación

El lugar exacto para posicionar un espejo depende de las dimensiones del espacio, forma y lo que se quiera conseguir; por lo general, su uso debe favorecer los distintos ambientes del hogar o del negocio, por eso esté atento a lo que siente cuando coloca un espejo, si duda es mejor no ponerlo. Tenga en cuenta el sentido común y la intuición para colocarlos.

Cuando SÍ se recomienda poner un espejo


Una vez se detecta la zona ausente de energía, (para ello consiga en cualquier tienda de Fhen Shui la platilla Bagua, la cual pondrá encima del plano de su casa), el espejo se colgará en la pared colindante con la zona que falta. De esa manera puede colocarlo así:
  • En un comedor, sin que esté alineado con la puerta.
  • En un espacio que refleje un simbolismo que quiera duplicar, por ejemplo: un jarrón valioso en una zona concreta.
  • Como amplificador de iluminación.
  • En la caja registradora o donde haya dinero.
  • En la agenda o expediente de sus clientes.


Cuando NO se recomienda poner un espejo


El Feng Shui sugiere que estos elementos no se utilicen como una herramienta de adivinación o instrumento para tener acceso a mundos sutiles y misteriosos; este uno de los motivos, entre otros, de la cautela que se debe tener a la hora de utilizarlos. Por eso se recomienda evitar usarlos en los siguientes espacios y circunstancias:
  • En el dormitorio: evitar situarlos de tal forma que refleje la cama. Nunca un cuerpo debe reflejarse en el espejo cuando duerme.
  • Es preferible colocar el espejo por la parte interior de un armario.
  • Al final de una escalera.
  • Al final de un pasillo.
  • Enfrente de la puerta de la cocina.
  • En la puerta exterior del baño.
  • En lugares donde haya espejos enfrentados, ni formando ángulo.
  • Cuando refleje algún objeto o vista que no sea de su agrado.
  • Cuando refleje bordes afilados o vigas.
  • No usar espejos biselados, formando dibujos desfigurados o cortados.


Haga un buen uso de los espejos

Un espejo tiene que estar siempre limpio y trasparente. Para hacer un buen uso de ellos siga estas recomendaciones:
  • Evite colocarlos en la entrada principal reflejando la puerta y las personas que entran y salen de la casa.
  • Prefiera aquellos lo suficientemente grandes para reflejar la totalidad de la cara o el cuerpo.
  • Prescinda ubicar dos espejos uno en frente del otro, ya que el qi que circula entre ellos revotaría de un lado a otro y no podría seguir circulando.
  • Intente no dormir enfrente de un espejo. Los pensamientos o emociones negativas que usted deprende durante el sueño en forma de qi negativo volverían a usted.
  • Evite colocarlos sobre el marco de una ventana, ya que puede interrumpir o frenar el flujo de la energía qi que circula por ella.
  • Omita colgarlos encima o en frente de una puerta o ventana, ya que la energía qi que entra volvería a salir.
  • Cambie inmediatamente cualquier espejo roto.
  • Ubique espejos en pasillos largos de forma alterna en las paredes, esto ayuda al flujo de la energía.
  • Cuelgue espejos planos y grandes en las habitaciones pequeñas para lograr una sensación de mayor amplitud y espacio, ya que estos distribuyen la energía qi en toda la habitación.
  • Coloque estos elementos para rechazar energías desfavorables, conocidas en Feng Shui como “flechas envenenadas”.
  • Ubique baguas en la fachada de su casa o negocio en caso de ser víctimas de “shar chi”, mala energía provocada por edificios enfrentados con formas en sierra.


Corte la energía negativa

Los espejos son un maravilloso repelente de las energías negativas.

En su mayoría tienen en el centro el Ying Yang, Ying significa la tierra, lo femenino, lo receptivo, lo pasivo, la oscuridad, los colores fríos, y Yang, lo creativo, lo activo, lo masculino, la luz, el movimiento, los colores vivos, el cielo; estas fuerzas están presentes en todo complementándose y equilibrándose.

“El bagua se debe utilizar a la entrada de la casa para cortar la energía negativa de las personas que ingresan, pero recuerde que no deben estar frente a la puerta, colóquelos en una pared lateral. Hay dos tipos de espejos bagua, los cóncavos: absorben las vibraciones nefastas anulándolas pasivamente; los convexos: repelen activamente las potencias perjudiciales; es recomendable usarlo en el costado norte de la entrada”, concluye Santiago Heredia.

Las formas de los espejos

La eficacia de un espejo radica en su forma:
  • Octogonal: un marco de espejo octogonal puede atrapar, aumentar o desviar el qi.
  • Redondos: están determinados por el Yang y ayudan a mantener las energías qi.
  • Ovalados: tienden hacia el Ying y son más apropiados para distribuirla.


La energía qi

En la cultura china tradicional el qi es un principio activo que forma parte de todo ser vivo y se traduce como flujo vital de energía. Se asocia las palabras aire, aliento, disposición de ánimo.

Visto en Equilibrium Medicina Natural
Publicar un comentario