lunes, 24 de febrero de 2014

Gnocchis (ñoquis) de batata y avellanas, una delicia original

Aunque febrero solo trae 28 dias (salvo los años bisiestos) y en Argentina es costumbre para cada 29 preparar los "ñoquis" de diversos sabores y componentes, además como ritual colocar unos billetes debajo del plato "para asegurar que el dinero llegue". Es por eso que a muchos empleados municipales los apodan "ñoquis" por aquello de que solo se aparecen ese día para cobrar... JAJAJA Hoy voy a compartirles esta excelente receta de fácil elaboración, preparación y sin maltrato animal.

Ya conocemos las propiedades de los frutos secos y entre ellos se cuentan las avellanas. ¡Qué sabrosas! Son ricas en antioxidantes, Vitamina E, hierro, calcio y proteínas y tienen muchas menos grasas que las nueces, por ejemplo. Combinarlas con las batatas es una buena idea así que no te espantas por los sabores originales, he aquí una sabrosa receta de gnocchis de batata y avellanas.

Ingredientes de los ñoquis de batata y avellanas
  • 450 gramos de batatas
  • 250 gramos de harina común
  • 1 atado de rúcula grande, picado
  • 100 gramos de avellanas picadas
  • 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • sal y pimienta
  • nuez moscada
Preparación de los ñoquis de batata y avellanas
 
Primero  hierves las batatas. Cuando estén listas las retiras con espumadera y las dejas enfríar lo suficiente como para pelarlas. Después las pisas y haces un puré al que le agregas inmediatamente la mitad de la harina. Mezclas con espátula y vas agregando más harina, poco a poco, hasta formar una masa que no se pegue a tus manos.

Espolvoreas con harina la mesa y formas tres bolas. Formas con cada una un rollo y cortas en piezas pequeñas, espolvoreas con más harina y redondeas cada pieza del tamaño de un ñoqui. Si tienes ganas puedes pinchar con un tenedor y darle la típica forma del gnocchi italiano.

Aparte llevas al fuego una sartén y agregas las avellanas. Las tuestas un par de minutos moviendo la sartén siempre. Retiras antes de que se quemen y las pasas a un bowl o mortero para aplastarlas. Llevas una olla al fuego y le agregas agua y sal. Cuando hierve agregas los ñoquis y dejas cocinar 3 o 4 minutos hasta que floten. Prueba que estén cocidos.

Aparte mantén un cazo grande sobre el fuego con el aceite de oliva. Cuando esté caliente agregas la rúcula, sal y pimienta. Revuelves siempre y en la medida en que los ñoquis se cocinas los llevas aquí. Si ves que se pegan agrega un poco del agua de la cocción de la pasta. Terminas con más sal y pimienta y aceite de oliva y cuando pasas los ñoquis a los platos espolvoreas con las avellanas molinas y si quieres, un toque de nuez moscada.
Publicar un comentario