sábado, 22 de febrero de 2014

¿Puedes reconocer una conducta suicida?

¿Conoces a alguien que está pasando por una aplastante depresión? ¿Has notado el cambio repentino en el comportamiento de un compañero de clase? O, peor aún, ¿Sientes que te estás quedando sin esperanza? Desafortunadamente, el suicido afecta a mucha gente, y a menudo aquellos que están detrás de alguien que se suicida se pregunta si había algo que podría haber hecho para evitarlo. Aunque algunas veces podría ser demasiado tarde, a menudo es posible detectar a una persona con pensamientos suicidas y salvar su vida.

Aproximadamente un 75% de los suicidas muestran algunas señales que pueden ayudarnos a advertir sus intenciones, y el primer paso para ayudarles es darnos cuenta que esa persona te necesita a ti.

Un profundo sentimiento de melancolía invade el cuerpo tras perder a un ser querido, sobre todo cuando este le puso fin a su existencia por cuenta propia. Esto desata una serie de incertidumbres para descubrir los motivos que desembocaron en ese acto. ¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué lo hizo...? Preguntas como estas surgen en la mente de los deudos entristecidos por desconocer las circunstancias que antecedieron al suicido.

“Todo suicidio antecede a una depresión. Una persona deprimida, dependiendo de la intensidad, puede llegar, o no, a tener tendencias suicidas”.

El suicidio es la realización de una planificación. La mayoría de gente que se suicida no lo hace de un momento a otro. Lo hace en el intervalo de un cuadro depresivo, no necesariamente cuando está deprimido, sino cuando está saliendo del mismo. En resumidas cuentas, es el punto final de la depresión. Pero entonces, ¿cómo reconocer las tendencias suicidas? Las personas suelen dejar indicios que a lo largo de este artículo describiremos.


Los Primeros Indicios

1.- Debes averiguar si esa persona ha tenido con anterioridad algún problema de depresión, u otro desorden depresivo como el desorden de estrés post traumático, esquizofrenia, paranoia, trastorno límite de la personalidad, etc. La principal causa de los suicidios son depresiones que no han sido tratadas.

2- Identifica si te es posible, cuál fue el factor que desencadenó la situación depresiva. Esta suele ser una situación o circunstancia que ha causado que la persona se sienta muy deprimida o como si no tuviera salida. Algunas veces es algo muy obvio, pero debido a que nunca sabes exactamente lo que está pasando en la vida de alguien que no seas tú mismo, puede que no tengas idea cuál puede ser esta causa. Sus problemas pueden también ser causados por un "efecto bola de nieve" donde pequeñas situaciones, aparentemente sin tanta importancia, se han juntado y lentamente han tumbado la fortaleza de esa persona. Algunos desencadenantes comunes pueden ser:
  • Pérdida reciente de un ser querido ya sea por muerte o divorcio, o incluso por un suicidio.
  • Pérdida de prestigio (puede ser a causa de la pérdida de un trabajo o negocio).
  • Enfermedad grave (dolor crónico u agotamiento sin final a la vista).
  • Agotamiento de recursos - pueden ser real o imaginaria (líneas de crédito o dinero)
  • Una historia familiar de suicidios.

3.- Busca si se han presentado cambios repentinos y a menudo drásticos en el comportamiento de alguien que temes tenga pensamientos suicidas. Estas señales podrían ser:
  • Un cambio de apariencia - Alguien que siente que su mundo entero está fuera de su control podría cambiar repentinamente su aspecto (usando ropa diferente, haciéndose un nuevo corte de pelo, etc.) porque sienten que su apariencia es lo único sobre lo que pueden tener control.
  • Un cambio de actitud - Usualmente este cambio no significara una mejor actitud. El sentimiento suicida, usualmente no se trata de algo que aparezca repentinamente, pero una persona que aparentemente actúa y se ve normalmente a pesar de su depresión podría repentinamente empeorar. Dejarán de hacer contacto visual - Cuando hablan, evitarán de hecho relacionarse con amigos, familiares y sociedad en general, podrían incluso llorar, tanto en público como en privado, y realmente ya reflejarán estar deprimidos o tristes la mayor parte del tiempo. Si a primera vista parece que están alegres, basta con verlos con más detenimiento para darse cuenta que es una actitud forzada o fingida. (Si experimenta un cambio como este y luego vuelve a actuar como era antes, no significa que han arreglado todos sus problemas. Lo más probable, significa que no tienes mucho más tiempo para actuar).
  • Cambios de humor dramáticos - Esto usualmente sucede en algún punto entre los estados de "hago mi mejor esfuerzo para lucir normal ante los demás" y "No me importa nada". Podrían parecer perfectamente felices, pero algo sucede que les hace sentirse decepcionados o les les enfada, esto los pone muy rápidamente de muy malhumor.
  • Estos cambios de humor suelen alejar a la gente de la persona deprimida - Ya sea que ellos lo quisieran que esto sucediera o no. La mayoría de gente, simplemente no quiere tener que lidiar con alguien con un ánimo tan impredecible, aunque la persona afectada realmente no tiene control sobre la forma que están tratando a los demás. Conforme sus amigos empiezan a alejarse uno a uno, la persona empieza a sentirse aún más sola, empeorando su depresión. Sé aquel que no se aleja de alguien que te necesita.
  • Se fuerzan a si mismos al aislamiento - Algunas veces, podrían ser que actúen de cierta forma para que la gente los evite, adoptando hobbies raros o actuando odiosamente. Renunciarán a cualquier grupo del que fueran partícipes y dejaran su círculo de amigos. Esto puede ser muy confuso para otros, y también para él/ella. Acciones como esta son a menudo el resultando de sentirse una carga para otros y de pensar que "el mundo será mejor sin ellos", o un filosofía de distanciarse a si mismos de la gente de antemano para minimizar el impacto que puede causar su muerte. Aún así, podrán sentirse decepcionados y enfadados con quienes les han abandonado y arremeter contra si mismos o contra otros; es un círculo vicioso.
  • Una pérdida de interés - No les importa nada ni nadie. Proyectos, hobbies, o trabajos a los que alguna vez dedicaban toda su vida simplemente dejan de interesarles. Además no estarán interesando en establecer o mantener relaciones emocionales o físicos con nadie. Podrías notar que empiezan a tener un desempeño mediocre en el trabajo o en la escuela, dejando que sus calificaciones y evaluaciones se deterioren y posiblemente no mostrando ningún interés ni siquiera en ir.
  • Actúan impulsivamente o imprudentemente - Alguien que piensa que no tiene nada que perder puede empezar a hacer decisiones importantes de forma importante sin meditarlas bien.
  • Un cambio en sus hábitos alimenticios y de descanso - Algunas personas con depresión comen de mas, otras comen de menos o incluso pueden llegar a desarrollar un desorden alimenticios. Algunos llegan padecer insomnio y otros tratan de evitar pensar en sus problemas durmiendo todo el día, abandonando cualquier otra cosa en su vida.

4.- Busca señales de auto abuso. (tales como cortes o abuso de sustancias).

5.- Trata de entender cómo está esta persona sintiéndose. Una persona que está contemplando el suicidio se sentirá sin esperanza, indefenso y muy probablemente sentirá culpa o vergüenza (probablemente sobre lo que ha desencadenado su depresión). También puede que sienta ira hacia él/ella misma o hacia alguien/algo que sientan que ha causado sus problemas, incluso buscando venganza. Puede sentirse confundido sobre lo que está realmente pasando en su cabeza, y asustado de sus propias emociones. Usualmente estas personas tienen un "muro" alrededor de si mismos debido al sentimiento del miedo o desconfianza en otros, lo cual puede hacer extremadamente difícil llegar a ellos.

6.- Mira si parece que está tratando de "atar cabos sueltos". Podría estar haciendo cosas como:
  • Regalar sus posesiones (o haciendo planes para hacerlo) - Si alguien de repente esta escribiendo un testamento o simplemente regalando posesiones muy preciadas, puede ser que piensen que ya no las van a necesitar. Toma acción rápidamente.
  • Tratando una última vez de confrontarse con alguien o algo (por ejemplo, un lugar) que ellos piensen que es la causa de su depresión. - Aunque la depresión, y en definitiva también el suicido, son a menudo el resultado de un efecto de "bola de nieve", puede que haya algo que esa persona sienta que fue lo que puso a rodar la bola de nueve; el desencadenante original. Podría intentar hacer las paces una última vez. También podrían buscar revancha, la cual viene en varias formas.
  • Decir adiós - Una persona que está considerando el suicidio puede de repente empezar a despedirse de la gente cuando sale de algún sitio, incluso despidiéndose de gente con la que no ha hablado en años.

7.- Escucha aquellas cosas que diga y que suenen a pensamientos suicidas. Como algunas expresiones como "ugh, si nos dejan deberes hoy, voy a matarme" o "mi novio me ha terminado, mi vida está acabada" son dichas con tanta facilidad algunas veces, ya mucha gente no les presta atención. Sin embargo, las siguientes no son bromas ni exageraciones, son un intento de alertar a la gente que algo va mal.
  • "Ya es demasiado tarde para mi."
  • "No puedo seguir."
  • "No tengo nada por lo que vivir."
  • "Estoy tan cansada de la vida."
  • "A nadie le importa lo que me pase."
  • "En mi vida ya no hay nada por hacer."
  • "¿Para qué?"
  • "No tendrán que aguantarme más."
  • "Estoy al final de mi cuerda."
  • "Estarán mejor sin mi."
  • "Solo quiero que el dolor deje de estar."
  • "Nadie me entiende."
  • "¡Simplemente, no me entiendes!"

8.- Vigila si esta persona ha presentado de repente un interés específicamente en la muerte o el suicidio. Esta persona podría haber empezado a leer, escribir, o hablar del tema. Podría escuchar música oscura con temas relacionados con la muerte, el dolor, la tristeza y morir. Podrían estar comprando cosas que podrían ayudarle en un intento de suicidio como armas de fuego, otro tipo de armas, o grandes cantidades de medicamentos.

9.- No todos los suicidas muestras cada uno de estos signos. Aproximadamente un 25% no muestran ninguna señal. Otros mostrarán algunas. Sé muy observador para notar aquellas que se muestren.

10.- Cuando tengas claro que esa persona va a cometer muy probablemente suicidio. Habla con él/ella, apóyalo, ponlo en contacto con una línea de ayuda a los suicidas, o busca algún terapeuta que le pueda ayudar más. Podrías evitar un suicidio y salvar una vida.

Recomendaciones:
  1. Ten en cuenta que el potencial más alto para el suicidio no es cuando la persona toque el fondo, sino más bien cuando "empiezan a sentirse mejor".
  2. No esperes que alguien llegue a ti y te diga "Quiero suicidarme". La mayoría de gente que está planeando cometer suicidio nunca le dice a nadie; al menos, no en palabras. Tienes que identificar las señales y confrontarle a la vez que apoyas para hacer que se abran sinceramente contigo.
  3. El suicidio es una solución permanente para un problema temporal. En la mayoría de casos de suicidio, el problema podría haber sido evitado o resuelto. Sin embargo, decirle a una persona con intenciones suicidas esto, generalmente no será inútil; están buscando una solución (CUALQUIER solución) y esa solución permanente les resultará atractiva. Además utilizar esta frase con ellos puede hacerles sentir que estás restándole importancia a su problema, ya que según tus palabras esto es sólo algo "temporal", mientras que para él/ella no lo es. Trata de hacer que la persona sienta que eres alguien en quien puede confiar, sin importar que tan pequeño temporal pueda ser su problema.
  4. No todo el mundo es un suicida en potencia. Algunas veces se trata de la personalidad o carácter de alguien que los hace parecer suicidas. Sin embargo, no le des siempre poca importancia diciendo "siempre son así" puede que se trate de algo real. Nunca lo sabrás a menos que hables con ellos.
  5. Cada persona y cada depresión es diferente. Esta es la razón por la que este artículo utiliza palabras como "probablemente" "en muchos casos", "usualmente". Es imposible saber con exactitud cómo va a actuar una persona con intenciones suicidas. Pueden hacer totalmente lo contrario a lo que se dice en este artículo, dependiendo de lo que esté pasando en su cabeza.
  6. Trata de leer y hacer tu propia investigación para tener una mejor comprensión como funciona la mente de un suicida y como estos sentimientos suicidas pueden detenerse.
  7. Para adolescentes o adultos jóvenes que tengan un amigo con intenciones suicidas, o que estén considerando suicidarse lo mejor es buscar ayuda profesional, o al menos de un adulto responsable.
  8. Si tú o alguien que conoces está considerando el suicidio consulta en tu centro de salud o con tu médico de cabecera, siempre hay alguna organización a la que puedes acudir para buscar ayuda.

Para tener en cuenta
  • No sientas que mencionarle a alguien la palabra suicidio va a causar que lo hagan ni dejes que eso te impida actuar. Si está suficientemente deprimido como para que tu lo puedas ver, lo más probable es que ya lo haya pensado.
  • Una personas que realmente está en camino de cometer suicidio podría actuar de forma violenta o grosera si tratas de confrontarlos o detenerlos. Debes estar preparado para este tipo de reacciones antes de intentar hablar con ellos.
  • Será imposible llegar a algunas personas. Si haces todo lo que puedas y aún así siguen con sus fatídicos planes, no te culpes.

¿Quieres ayudar a alguien que tenga estas señales? ¿Te sientes identificado con alguna conducta suicida? ¿Vives en Concordia (Arg.)? ¡Estás a tiempo!
Llámanos o contáctanos; ABSOLUTA RESERVA PROFESIONAL.
¡No lo pienses más, pide información telefónica o por E-mail!

Escribir a: nuevagenesisterapias@gmail.com
Teléfono: (0345) 4215373 Celulares: (0345) 15-4249785 / 15-5297201
Puedes solicitar información por e-mail pero la solicitud de turno es telefónica SIN EXCEPCIONES.
Seis Palabras Mágicas: “Lo Siento...” - “Perdón...” - “Gracias...” ¡¡¡Te Amo!!!
Si sabes de alguien que le interese esta información, por favor compártela. Gracias
Publicar un comentario