martes, 15 de enero de 2013

Miomas uterinos y como tratarlos con Terapias Alternativas

Los miomas son tumores NO cancerígenos, benignos que aparecen en el útero de las mujeres. Una de cada 5 mujeres puede tener miomas durante sus años de fertilidad y la mitad de las mujeres tiene miomas hacia los 50 años.
Se desconoce la causa de los miomas, pero su crecimiento se relaciona a la hormona estrógeno. En tanto una mujer con miomas esté menstruando, éstos probablemente seguirán creciendo.
Los miomas uterinos pueden ser tan pequeños que puede ser necesario un microscopio para verlos y en algunos casos pueden llenar todo el útero. Aunque se puede desarrollar un solo mioma uterino, normalmente hay más de uno.
Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:
  • Sangrado entre períodos.
  • Sangrado menstrual abundante (menorragia).
  • Períodos menstruales que pueden ser más largos de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Calambres pélvicos o dolor con los períodos.
  • Sensación de hinchazón o presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante la relación sexual.
  • También puede que no se note ningún síntoma, o ser difíciles de diagnosticar especialmente si la persona es muy obesa.
El tratamiento depende de:
  • Edad.
  • Salud general.
  • Gravedad de los síntomas.
  • Tipo de miomas.
  • Si está en embarazada.
  • Si desea tener hijos en el futuro.
Algunos tratamientos convencionales pueden ser:
  • Anticonceptivos orales para ayudar a controlar los períodos menstruales.
  • Dispositivos intrauterinos que secreten la hormona progestágeno y ayudan a reducir el sangrado abundante y el dolor.
  • Suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia.
  • Antiinflamatorios no esteroides, para cólicos o dolor.
  • Inyecciones de hormonas para reducir el tamaño de los fibroides.
  • La cirugía para miomas grandes o por recomendación de un profesional de la salud.
Muchas mujeres piensan que, al tener un mioma, no pueden quedar embarazadas, pero esto depende de la ubicación, el tamaño del mioma o la menstruación.
Una mujer embarazada con miomas tiene mayor riesgo de aborto y parto prematuro, especialmente si el mioma es mayor de tres centímetros y dependiendo de su ubicación.

Medicina Natural, complementaria a los tratamientos del profesional de la salud.
  • Isoflavonas de Soja
  • Cardo mariano
  • Antocianidinas
  • Homotoxicología
Los ginecólogos además de la cirugía, ofrecen hormonas sintéticas, que logran una pequeña mejoría y producen numerosos efectos secundarios, como aumento de peso y de la tensión arterial, depresión, caída del cabello, infartos cardíacos y accidentes cerebro vascular.

Los tratamientos químicos y quirúrgicos pueden evitarse con la adecuada utilización de plantas medicinales que logran la disminución y en muchos casos, la total desaparición de los miomas, sin causar efectos secundarios adversos y manteniendo la posibilidad de procreación.

Recomendaciones:

Eliminar o reducir drásticamente de la dieta la sal, café, carnes rojas, refrescos, harinas blancas, el azúcar refinado, alimentos grasosos, mariscos y comidas procesadas así como sustancias irritantes como alcohol y chile. Disminuir los lácteos y sus derivados porque estos desequilibran las hormonas femeninas. Mantener un buen nivel de hierro, ácido fólico y vitamina B12 para evitar la anemia.

¿Os ha parecido interesante esta información?
Josep Masdeu Brufal - Naturópata